Siempre que tengas la oportunidad de viajar, será muy especial.

Pienso que no hay un motivo exacto para que sea especial, ya que cada uno de nosotros es responsable de convertirlo en especial.

Si se te presenta una oportunidad de viaje en tu trabajo, con el amigo, con el papá, por enfermedad, por vacaciones, por que sí. Corre a empacar tus cosas y viaja con todas las ganas.

No hay nada que te haga sentir más libre que viajar. Cuando trabajas o vives en un mismo lugar, normalmente estás sujeto a una serie de obligaciones. Viajando eres el dueño de tu propio destino, sin que nadie te obligue o te haga hacer nada que no quieras.

Debes saber que después de cada viaje no llegarás a casa siendo el mismo, tendrás experiencias que te marcarán de por vida. Al final te darás cuentas que hay mil motivos para viajar.

Te advierto, que sentir esa sensación, será muy difícil no volver a tenerla.

NO ESPERES HASTA TENER UN MOTIVO ESPECIAL PARA VIAJAR.

Categorías: Anécdotas

3 commentarios

Dielmith Vela Rojas · 13 junio, 2017 a las 12:53 pm

Si todos debemos viajar siempre para sentirnos diferentes y con muchas experiencias vividas es lindo,sigue escribiendo más para animarnos a las personas que somos indecisas.

    admin · 14 junio, 2017 a las 3:06 am

    Gracias por la visita y los buenos deseos. Pronto novedades. Y no olvides que hay mil y un motivos para viajar 😉

CESAR CORAL · 2 febrero, 2018 a las 5:58 pm

Completamente de acuerdo. Tu sigue con tu sueño y seras grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *